Autor: Gala Monde

Justino salía todos los días hacia el Congreso de la República, llegaba muy temprano y su función era la de ayudar en la organización logística de los parlamentarios, todos lo conocían, era muy tranquilo y servicial, presto a cualquier necesidad. En esos días de mayo de 2018, el pueblo peruano estaba muy descontento con esta institución, los Mamani videos pusieron al descubierto los sucios manejos que ahí se hacían, Kenji dijo que él solo hizo lo mismo que todos hacen, ¿es eso entonces una práctica común?, todo indicaba que aquellos seres usaban el poder en beneficio propio, las comisiones blindaban a los suyos para evitar su sanción, también desaprobaron un proyecto de ley que prohibía la reelección de congresistas, en cambio leyes en favor de sus intereses siempre se daban, entre ellos el incremento de sus salarios, el pago millonario a sus allegados que eran contratados como personal de confianza, luego la compra de televisores de 43 pulgadas, computadoras de 34 mil soles, frigobares y demás cosas a vísperas del mundial de fútbol incrementó el descontento popular y se produjeron marchas en las calles.

Los Congresistas decidieron hacer algo ya que no les convenía bajar su popularidad con miras a su reelección. Optaron por usar los medios de comunicación de su entorno para difundir noticias del mundial de fútbol y del caso de Paolo Guerrero, cortina de humo preferida por ellos. En un inicio llegó a funcionar pero no contaban con el accionar del presidente del Congreso, Galarreta, que al ser interrogado sobre estas compras contestó diciendo que van a sacar una ley contra los medios mermeleros, esto atrajo la atención nacional y diversos medios se pronunciaron indicando que un medio mermelero es aquel que se vende y ellos no se venden, la triste compra de medios de comunicación ocurrió cuando Fujimori estuvo en el poder y eso no debe volver jamás. La mayoría del Congreso se indignó con estas declaraciones y contraatacó promulgando una ley que limitaba la información de las compras con el pretexto de la confidencialidad que incluía sanciones a los medios que llegaran a divulgarlo, esto avivó el fuego de la discordia congresal y algunos parlamentarios protestaron, la mayoría sancionó sin piedad a la minoría insatisfecha con 120 días de suspensión, el pueblo no pudo más y salió nuevamente a las calles y los congresistas suspendidos se sumaron a las protestas, la consigna era una sola, el cierre del Congreso, considerado el peor en toda la historia del Perú.

Las calles se llenaron de gente y de pancartas, los mensajes eran claros, la inutilidad de Bartra y la comisión Lava Jato que ha gastado miles de soles sin ningún resultado más que el encubrimiento de sus allegados, Kenji era llamado cobarde y rabo de paja al no denunciar a los corruptos que dijo que denunciaría, Galarreta era llamado un discapaz moral, al alcalde Castañeda, aliado del fujimorismo, lo llamaban el corrupto silencioso, que a pesar de un puente caído, otro sin culminar, el pésimo bypass de 28 de julio, entre otras cosas siempre salía airoso de las comisiones del Congreso, también fueron contra Keiko Fujimori y su “aumentar Keiko para 500”, su eterna vida sin trabajar y sus conexiones con el narcotráfico que no tenían pero ni la más mínima sanción, las protestas fueron repelidas con gases lacrimógenos, estudiantes apresados y muchos golpeados, se sumaron las protestas en Cusco, Arequipa, Madre de Dios y todo el Perú, pero estas injusticias no estaban solas, la inseguridad reinante y las muertes por feminicidio hacían que el país viva un clima de extrema tensión.

De pronto una noticia calmó por un momento al pueblo, se confirmó que Paolo Guerrero iría al mundial, los Congresistas contrataron gente para que inunde las redes sociales con esta novedad, pero pronto esa misma noticia fue usada por los cibernautas con mensajes como: “Estoy feliz porque Paolo va al mundial, pero seré más feliz cuando cerremos el Congreso”, la estrategia Congresal se volvió ahora contra ellos, debían buscar otra forma de apaciguar los ánimos populares, pero ¿dónde encontrarla?, ese medio llegó desde el espacio exterior, un cometa se aproximaba a la Tierra, lo particular de este era su gran belleza, sus colores y el brillo de la estela que dejaba al pasar era el más hermoso en toda la historia conocida y el país más cercano al cometa iba a ser el Perú. La fecha para el mejor avistamiento era el 13 de junio a las 06:00 pm, fue considerado la antesala cósmica del mundial de fútbol, razón por la cual la Unión Astronómica Espacial se salta los protocolos de nomenclatura y decide llamarlo como WC18, en alusión a la copa del mundo (World Cup 2018), numerosos astrónomos y la prensa internacional viajaron hacia el Peru.

Justino vio con alegría esta noticia y compró un telescopio para verlo todas las noches desde su casa, lo comentó en el Congreso y algunos parlamentarios pensaron en usarlo como otra cortina de humo, auspiciaron en algunos diarios el regalo de cientos de telescopios para mantener así ocupada la mente de las personas. Justino optó por trabajar horas extras para que nada impida su puntual salida del Congreso el día del avistamiento. No obstante las injusticias seguían ocurriendo a su alrededor, los Congresistas se jactaban de las leyes que usaban a su favor, del poder que tenían y que nadie los detendría jamás, todo ello comenzó a afectarlo, comenzó a sentir un profundo resentimiento hacia esa sucia clase política. Pasaron unos días y su situación empeoró, no dormía bien, no comía bien, sentía que era parte de aquella podredumbre humana, cómplice de aquellos repugnantes actos.

Dos días antes del paso del cometa Justino sintió mucho dolor de cabeza, se mareó y quedó apoyado en la puerta de la oficina de Becerril, éste al pasar lo hizo ingresar, le brindó un vaso con agua y aconsejó ir a la enfermería, minutos después Justino salió de ese despacho muy tranquilo y repuesto, luego se dirigió hacia el despacho de Salaverry y después de 15 minutos volvió a salir muy tranquilo, pero se cruzó con Moisés Mamani que lo detuvo intempestivamente, forcejearon y Justino lo atacó con fiereza, le hizo seis cortes en el rostro con una cuchilla de cortar papel, la seguridad del Congreso lo detuvo y lo llevaron con la policía, Moisés Mamani advirtió que Justino había salido del despacho de Salaverry con manchas de sangre en la camisa, grande fue la sorpresa en el hemiciclo pues al abrir el despacho de Salaverry lo encontraron tirado en el piso con un gran corte en el cuello, muchos más en el rostro y sus dos orejas mutiladas lejos de él, luego abrieron la oficina de Becerril y encontraron su cuerpo en las mismas macabras condiciones, esto produjo el terror e indignación de los congresistas, pidieron la pena máxima para Justino, Jorge del Castillo desde su casa, por haber sido uno de los suspendidos, indico que Justino siempre fue muy cordial, que lo conoce desde hace muchos años y que lamentaba profundamente lo ocurrido.

Justino fue encarcelado pero un periodista logró entrevistarlo, su grado de agresividad era tal que le colocaron camisa de fuerza para la entrevista, dijo que estaba harto de tanta injusticia y corrupción en el país, agregó además que un corrupto no es más que una persona frustrada que nunca logró nada en cada etapa de su vida y que su incapacidad lo obliga a robar, a mentir, a engañar con la única finalidad de aparentar tener el éxito que otros si logran tener, advirtió también que ningún congresista estará a salvo en ningún lugar ni al lado de nadie, cualquier persona hará justicia, sea un amigo, un vecino, un trabajador o incluso un familiar cercano, se hartaran de ellos y los asesinarán, todo esto lo decía con seguridad casi apocalíptica, pero su mirada no era normal, las pupilas de sus ojos estaban muy dilatadas, a medida que la entrevista continuaba se le veía más agresivo hasta que finalmente tuvieron que doparlo. Los congresistas al ser consultados sobre estas declaraciones rieron, lo tildaron de pobre loco, de miserable mal nacido, de terrorista que debe terminar sus días en prisión y sin derecho a indulto.

Al día siguiente las actividades congresales continuaron con normalidad pero otra noticia enluteció la ya maltrecha y desprestigiada política peruana, apareció el Alcalde de Lima muerto en su despacho y con las orejas arrancadas de la cabeza, también su hijo resultó seriamente herido, una de sus más allegadas y rubias empleadas del municipio fue la responsable, la capturaron entre tres personas pues tenía una fuerza descomunal, mientras se la llevaban alcanzó a decir que el alcalde era un maldito racista, que despidió a muchas personas por su color de piel y que ella fue cómplice en el proceso pero ese día decidió hacer justicia. Muchos congresistas al enterarse de este otro suceso sintieron temor, la mitad de la bancada naranja pidió licencia con goce de haber, mientras que otros decían que eran hechos totalmente aislados. Cuando los periodistas quisieron entrevistar a la detenida fueron comunicados que tuvo que ser dopada porque resultaba incontrolable, al preguntar por Justino, dijeron que le subieron la dosis pues su agresividad había aumentado.

El inicio del mundial de futbol estaba a solo dos días, los políticos peruanos aún confiaban que este evento calmaría el descontento de las personas hacia ellos, exigieron a los diarios chicha que no paren de informarlo y también del privilegio del Perú en ser el principal lugar del mundo donde se vería el cometa más hermoso de todos los tiempos, no obstante el pueblo convocó ese mismo día a otra gran marcha, el día elegido fue el 13 de junio a las 05:00 pm, una hora antes del avistamiento del cometa, los Congresistas sonrieron pues estaban seguros de que muy poca gente marcharía pero para asegurarse planearon otra artimaña, dispusieron que el Campo de Marte sea destinado como lugar para el avistamiento del cometa y compraron mil telescopios para uso libre en aquel campo. Lo denominaron como un evento cultural y pasaron la cuenta al Estado.

Al día siguiente 13 de junio, llegaron los primeros congresistas, tranquilos y sonrientes, pero luego no llegaron más, a las diez de la mañana solo eran en total 19, ni siquiera el presidente del Congreso estuvo presente, se había suspendido a algunos y dado licencia a otros pero esto no justificaba tanta ausencia, minutos después se enteraron de lo que había ocurrido, todos los faltantes habían sido asesinados o heridos de muerte por el ataque de algún amigo cercano, familiar o empleado, los Congresistas asistentes se asustaron mucho y decidieron quedarse en el Congreso con resguardo policial, convocaron a una reunión privada para buscar una salida a estos últimos sucesos ya que no estaban seguros ni en sus casas, solo ahí se sentían seguros, en el lugar que tanto poder les había dado. Al terminar su sesión promulgaron y aprobaron un decreto de urgencia con el objetivo de darse licencia temporal para salir del país con todos los gastos pagados mientras estén fuera y hasta nuevo aviso. Ya siendo las cuatro de la tarde, uno de ellos indicó que la marcha estaba por empezar, entonces decidieron pedir resguardo adicional y llegaron tropas del ejército. Los parlamentarios habían planeado quedarse en el Congreso hasta el día siguiente y de madrugada escapar con destino al aeropuerto.

La gente iba llegando a la Plaza San Martín y la Plaza Dos de Mayo pero pronto la noticia del avistamiento y el uso gratuito de los telescopios se difundió así que muchos optaron por ir al Campo de Marte, esto alegró a los Congresistas que muy satisfechos veían estas noticias en sus televisores de 43 pulgadas, daban “like” en las redes sociales desde sus computadoras de 34 mil soles mientras disfrutaban su cerveza recién salida del frigobar, estaban muy confiados en que todo les saldría muy bien.

Fuera del Congreso se apresaron a varias personas, primero una, después dos, luego cuatro y a las cinco de la tarde ya eran dieciocho personas apresadas por intentar ingresar al Congreso, lo común que tenían era mucha ira y una gran fuerza física. A esa hora se dio inicio a la marcha, salieron de la Plaza Dos de Mayo en dirección a la Plaza San Martín y luego todos juntos se dirigieron al Congreso, al llegar a la Av. Abancay fueron repelidos por la policía mientras los soldados permanecían rodeando el Congreso, la seguridad era muy fuerte, pero algo extraño volvió a ocurrir, algunos solados comenzaron a dimitir, decían no estar de acuerdo con cuidar a esos corruptos y que nunca lo estuvieron, esto ocasionó un gran desorden que se incrementó cuando algunos policías también comenzaron a hacer lo mismo.

Al llegar las seis de la tarde la gente en el Campo de Marte observó por unos instantes aquel bello cometa jamás visto antes, pero minutos después uno de ellos se puso a gritar desesperadamente: ¡vamos al Congreso!, ¡vamos a matar a esos malditos corruptos!, la gente dejó de ver por los telescopios y miraron fijamente al instigador, luego de unos segundos de silencio todos juntos comenzaron a gritar lo mismo, cada vez con más energía y luego el Campo de Marte quedó completamente vacío, se vio a la gente correr sin descanso hasta llegar al Congreso, y en ese momento se inició la más oscura de las noches para la política reinante. La mitad de los solados y policías se volvieron en favor de los manifestantes y se enfrentaron ferozmente a sus similares, el Congreso quedó sin protección y la gente logró entrar con facilidad, rompieron las puertas, los televisores, computadoras, frigobares, los corruptos intentaron esconderse, pero ya nada podían hacer, fueron sacados de sus escondites mientras suplicaban perdón, fueron arrastrados, colgados, mutilados y asesinados, un grupo de personas entró con antorchas y quemaron lo que encontraban a su paso. Ningún congresista salió vivo de ahí. La gente salió a la Plaza Bolívar, hicieron una gran fogata y celebraron como endemoniados alrededor de ella.

A la mañana siguiente una extraña calma se sintió en el ambiente, las personas despertaron en el suelo, habían dormido en la calle pero no recordaban lo que había pasado la noche anterior, aún había fuego en algunas partes del Congreso pero nadie hizo caso, uno a uno se fueron retirando hacia sus hogares. Justino también despertó muy tranquilo en su prisión pero sin recordar lo ocurrido en los últimos días, lo mismo pasó con la mujer apresada, nadie entendía lo que había pasado hasta que una noticia desde el extranjero logró explicarlo, el cometa que visitó la órbita solar estaba compuesto en un 80% de un material radiactivo, no era uranio, ni plutonio ni nada que hubiera en la tierra, era otro elemento pero con una radiación tan poderosa que afectó el carácter de las personas volviéndolas agresivas y canalizando toda esa furia hacia su más grande resentimiento, este efecto se incrementaba si las personas miraban la luz del cometa, eso explicaba lo ocurrido en el Perú pero también en otros países, en Brasil fueron destruidas todas las oficinas de Odebrecht, en Colombia se quemaron las cárceles donde estaban recluidos miembros de las FARC, en Venezuela toda la cúpula de Maduro fue asesinada sin piedad, en cada país la ira fue dirigida para terminar con su más terrible mal.

En los días siguientes algunos familiares de los Congresistas fallecidos asistieron a sus velorios y entierros pero esa noticia pasó desapercibida para la población, la gente ahora estaba más interesada en el mundial de fútbol, finalmente este evento logró mantener toda su atención.

Por otro lado Keiko Fujimori fue la única que logró salir del país con vida, aunque fue atacada en el aeropuerto solo recibió un gran corte en el rostro que no le impidió viajar, decidió irse a vivir con sus tíos en Japón y compartir el mismo estilo de vida.

Estos hechos fueron llamados como “la gran purga”, y el cometa fue apodado como el cometa de la libertad o de la justicia, pero no se le vería nunca más, esa sería la única vez que pasaría cerca de nuestro planeta.

La política peruana se fue recomponiendo poco a poco mientras tanto la gente disfrutaba cada gol de Guerrero y cada avance del equipo nacional, todas estas alegrías fueron vistas en cada hogar, en cada uno de los televisores ubicados en todos los rincones del Perú, menos en los televisores del Congreso.