Autor: D’angelo Jhoao Cerro Márquez

Los pobladores tenían provisiones para cualquier contratiempo que podría ser una molestia para su travesía, el campamento se les hacía cada vez más pequeño y las ansias de saber si esa ciudad atacada por los Chanca aún se mantenía en pie eran fortísimas, ya era tiempo de encontrar si quiera una señal, no tenían absolutamente nada desde Abril de este año, y el hecho que hayan pasado 3 meses desde entonces no los tiene saltando de un pie. Por otro lado, estaba el Sr. Bingham, él y su egocentrismo se podrían tomar como dos personalidades totalmente diferentes, carajo era insoportable tan solo su presencia, por su aspecto cualquiera diría que derrocha inteligencia pero no, a una persona coherente como se le pasaría por la cabeza continuar con la expedición cuando no se podían ver ni al metro uno de otro, menuda estupidez, la mañana del 24 de julio fue una de las más crudas mañanas, pero bueno, él era el jefe y si querían llevarse si quiera una mísera parte de los cultivos tenían que hacer todo lo que el hombre dijera.
El Sr. Bingham estaba tan empeñoso en trepar los terraplenes Incas, pero tan rápido como llego a la cima su gesto cambio completamente, pudo ver a kilómetros… niebla.
Derrotado, dio la media vuelta dando así por finalizada su expedición. Así que solo se fue, junto a todo su equipo y el representante del gobierno, exhausto y encaprichado buscando una respuesta sobre el por qué sus cálculos fallaron, histérico se fue y regreso a su natal norte-américa.
Con el pasar de las horas la espesa niebla se disipó, mostrando así grandes montañas dignas de apreciación y meditación y al pie de estas unas extrañas construcciones de piedra que contenía indígenas atemorizados por lo que paso horas atrás. Ya no podían dejar pasar más situaciones como esas, mucha suerte tuvieron hace años atrás cuando el Sr. Lizárraga se apiado de todo ese pueblo y se integró a ellos con el fin de proteger sus costumbres por lo maravillado que estaba. Él estaba más que complacido con todo lo que le ofreció esa comunidad y poco a poco se fue acostumbrando a sus costumbres hasta ser respetado por su inteligencia a raíz de sus estudios. Sinceramente esa gente ya estaba cansada de huir por estas situaciones, así que pusieron manos a la obra, si tenían un sistema tan complejo como eran los cantos de los pájaros para anunciar que extraños estaban en camino hacia su pueblo querido. ¿Por qué abandonar en lugar de proteger lo que es suyo?
Todos los habitantes del pueblo empezaron a cooperar, solo querían estar en paz con sus creencias politeístas y sus costumbres conservadoras, ellos sabían que el pueblo estaba cambiando a un paso acelerado y si los lograban invadir podía significar la extinción de todo lo que habían formado siglos atrás con sus antepasados.
Lo primero que hicieron fue tomar los caminos que dirigían hasta ese lugar y creando falsos rumores para alejar a los curiosos de ahí, táctica que usaron por su falta de recursos. La otra parte de los pobladores se encargaban de administrar los cultivos y hacer tratos con los exteriores para tener aún más cosas que intercambiar y traer cosas nuevas con las que no contaban antes sustentando que son de un pueblo vecino, no era la idea más inteligente pero podría funcionar. Todo el pueblo logro abastecerse en alimento, ganado, y en plantaciones pero al tener al “sol de plata” los limitaba demasiado ya que se rehusaban rotundamente en llevar una economía a base de simples pedazos de plata, aunque necesarios para poder abastecerse aún más, así que como pueblo tomaron la decisión de mandar a un grupo de personas a la venta de su agricultura que era la mejor de toda la parte Sierra, ganando así en poco tiempo gran reputación y grandes ganancias que iban directamente a manos de un grupo que velaba por los ingresos y egresos, logrando así una comunicación directa con el mundo exterior sin que ellos supieran el progreso que esta gente tenía poco a poco.
Luego de un tiempo llevando las cosas tal cual quedaron y con este nuevo sistema de usar la moneda con fines de abastecer el pueblo lograron un objetivo que marco una diferencia, aquellas personas que fueron mandadas a hacer tratos con el mundo exterior lograron llegar a otro continente, trayendo consigo sus formas de hacer negocios y acercándose indirectamente a un mundo que está progresando más rápido que el propio país, pero lo más curioso es que la mayoría de gente no sabía que era el Perú, un país tercermundista decían algunos a los que se les preguntaba, por lo general profesores de geografía o pocas personas conocedoras del tema.
A estas alturas nadie se podía quejar del buen colchón que tenía todo el pueblo por parte económica, en agricultura eran los mejores y esto hacia que sus ventas estuvieran por las nubes, así que empezaron a ver formas de excavación por qué ninguno estaba ajeno al hecho que sus antepasados tenían un gran tesoro, pero no se imaginaban que excavando un poco más de lo debido encontrarían la gran riqueza en oro que estaba en sus narices hace ya cuanto tiempo. Este hecho lanzó su economía por la estratosfera.
La población aumentó en todos los aspectos, al tener más bocas que alimentar y desplegando estratégicamente a las siguientes generaciones trayendo conocimientos sobre arquitectura y la importancia de la preservación ambiental fueron fundamentales en su historia. Por su parte, la capital del Perú empezó a preocuparse al no recibir más apoyo de los demás países, en pocas palabras estaba cayendo en el olvido, el país no sabía cómo llegar a los oídos de las nuevas generaciones ya que no había nada “nuevo” que mostrar, ¿Cómo sería posible que un país sin relevancia fuese parte de la historia inca? Quizás lo hacen por desesperación, la gente no sabe que inventar.
El pueblo era consiente que su país al fin y al cabo se merecía todo lo que estaba pasando, el turismo se redujo demasiado en 1990, pero el pueblo sabía que si le daban la mano, ellos se subían hasta la cabeza, lo poco que tenían lo sobreexplotaban y sinceramente no querían eso. ¿Habían llegado tan lejos para nada? Todos creen que no valía la pena, es más, no se podían quedar tranquilos ante tanta mediocridad de su parte, así que el proceso de independización no era ajeno para ellos.

Sabían que es un proceso largo, pero así podrían estar tranquilos, ¿Se imaginan? Dejar de vivir en el anonimato  de una maldita vez, pero había un gran problema, es dar el todo por el todo, si ganas eres bienvenido a estar con los reyes, si pierdes, fin del juego, amigo. Perú, donde todos son más “vivos”, si logran finalizar el proceso todo el mundo se enteraría de su nuestro progreso, todas lo que hicieron para tener esto, y no es que el chino tenga cara de ser comprensible, viven en una sociedad donde todos se aprovechan de todo y nuestra naturaleza, todo esto que eso se perdería, cada año fue más difícil para ocultarlo del ojo público, gracias a Viracocha que sus ingeniosos lograron simular las condiciones climáticas tan catastróficas de aquel día, una niebla espesa siempre fue efectiva, sin contar con su sistema de espejos puestos estratégicamente engañando al ojo humano y la gran cúpula que prácticamente los hacia invisibles, así que queda arriesgar eso o someternos a las consecuencias y que aplasten nuestra cultura.
A la mierda todo, querían vivir tranquilos, así que manos a la obra. Dieron batalla, una muy dura, sabían que podían usar todo ese ecosistema para lucrar, los peruanos de la costa son así, querían ir por nuestras ganancias y usarnos para contribuir con un lugar que solo le habían causado problemas, las constantes exploraciones hacia nuestras tierras, imponiendo a nuestros vecinos a hacer lo mismo de la capital, a no respetar nuestras creencias y tildarlos de serranos ignorantes, ¿Adivinen qué? Esos “serranos ignorantes” pudieron hacer lo que el Perú no hará fácil dentro de 50 años más, y recién estarán empezando.
Pasaron años de lucha para la independización, pero hubo muy buenos resultados, ahora se puede decir que viven más tranquilos, y las cosas con Perú no terminaron tan mal como pensaban, es más, tienen tratos para ayudarlos siendo un país en desarrollo aún, mientras que el país que construyeron tenía tratos con las potencias del mundo para compartir conocimientos, ¿Quién lo diría? Sus queridas montañas se volvieron en un área natural protegida, y su religión, una de las más importantes en el mundo , parte de ese crédito se lo deben a sus habitantes que escribieron libros gigantes hablando de sus dioses, todo su proceso de desarrollo fue reflejado cuando todos al fin supieron de su existencia, y vieron que no era tan malo, nadie quería arrebatarles ya nada, al contrario, muchos admiraban todo lo que los involucraban, y ser una de las pocas pruebas vivientes de todo lo que fueron los incas, desde sus vestimentas, su aspecto y su dialecto eran grandes exponentes.
El impacto que causaron como país fue tan grande que los países le tomaron la importancia que merecían, la religión paso a ser una de las más importantes junto a la cristiana. Su estilo de vida fue propagado por todo el mundo, empezando por pequeños pueblos hasta pasar a importantes ciudades, el concepto del intercambio fue un gran problema para el capitalismo, la llama, su animal bandera, fue consagrada por todos, ahora es más común ver a personas hasta en Asia con su ropa hecha completamente de su pelaje, mucho más que antes.
La situación solo mejoraba para el país, era gracioso recordar como empezaron con un solo pueblo, personas que tenían algo en común, su descendencia de ellos, y la de ellos, fue grande nuestra visión y la convicción que tuvieron, una gran potencia para el mundo actual, es más una prueba que todo se puede hacer, que los demás respetaran sus ideales y salir adelante prácticamente de la nada, suena a una buena idea para un libro motivacional.
Con el pasar del tiempo llegaron a un trato con Perú, prácticamente se dieron cuenta que uniéndose al país habría una mejora, al igual que Ecuador y Bolivia, aceptando nuestras costumbres y proporcionándonos más territorio, el cual mejoraron ya que alrededor del año 2034 estaban en una crisis tremenda, los líderes del país dieron luz verde, repartiendo su poder territorial para poder manejar todo armónicamente y volviéndose así en una potencia y dando estabilidad económica a los visitantes del país.
Pasar de una espesa niebla de inseguridades al tenerlo todo…